Daniel South: Trabajador del Cacao

Entrevista realizada en San Andres, Limón, Costa Rica en la finca de cacao de Daniel South. Fecha: April 3, 2016. Entravistadoras Katie Beck y Jessica Rugama (Rich Coast Project). Transcripción Kim Sohler. Editación Katie Beck.

VIEW STORY ON MEDIUM: https://goo.gl/FSeMNA


Me puedes dar su nombre completo?

Daniel Enrique South

Y Don Daniel, me puedes compartir un poco de su historia, dónde creciste, cuándo y qué hiciste?

Crecí aquí en, San Andrés se llama este lugar. Aquí estudié y aprendí el cacao.

Y sus padres también trabajaban con cacao?

Sí, mi papá trabajaba con varias cosas. Con cacao, con pescado y con muchos siembros, de lo que ellos llaman el ñampi.

Y hace cuánto estás aquí con esta finca?

Como cuatro años y medio.

Y qué crece aquí en esta finca?

Qué creció aquí? Antes era cacao pero cuando entró la monilia yo me fui de aquí. Irme a Limón, hacer mis cosas y a lo último llegué hasta Estados Unidos a vivir ocho años y medio trabajando en Royal Caribbean, y ahí me vine para atrás y seguí trabajando con muchos animales. Con gallinas, con cerdos.. conocí a este señor, Dan Radigan. Trabajaba para él y me dice, por qué no empezamos con chocolate. Y empezamos con el proceso de chocolate. Y yo comencé a sembrar la finca. Entré aquí, me vine de donde estaba, vendí, me vine para acá y comencé. Mi mama y mi papa me han dejado esto y comencé a limpiar y a sembrar.

Y qué pasó con la monilia?

Bueno, la monilia es una tristeza, verdad. Es una enfermedad que entró, qué a según dicen fue hecho por los mismos americanos para que ellos, todo el mundo les vendiera las fincas baratas para las bananeras.

Tú piensas que eso es como pasó?

Yo creo que sí porque fue una enfermedad que entró así.. shhh.. por todo lado de un solo.

Y cómo reaccionaba la gente?

Diay qué se podía hacer.. nada. Porque la gente aquí vivimos dependiendo del cacao, nada más, al irse el cacao. Diay, habría que sólo sembrar plátano y banano y no era suficiente como para sobrevivir. Entonces tú puedes ver que toda la gente comenzó a vender. Todo eso era puro cacao. Ahora es pura bananera.

Entonces pasó como ustedes pensaban que ellos querían.

Exactamente. Ellos comenzaron, los gringos comenzaron a comprar todo.

Y tú recuerdas cuándo pasó esto de la monilia?

No sé si era.. no sé si fue en los 80 o algo así pero no recuerdo bien bien.

Tú no recuerdas necesariamente la fecha pero tú recuerdas cómo era cuando pasó? Estabas aquí?

Sí, estabamos acá. Ya todos los.. estaban comenzando de enfermarse todas las mazorcas. Comenzaban a contagiarse todos, todos.. ya uno no conseguía cacao. Tal vez de un palo cortabas veinte y solo una buena y el resto todo estaba malo.

Y en más o menos cuánto tiempo duró para cambiar todo, esta monilia?

Ahorita, no es que ha durado pa’ cambiar, todavía hay. Lo que pasa es que la gente tiene las fincas abandonadas. Usted puede ver ahí, todo esto es cacao del otro lado de esa montaña. La gente, los dueños no la limpian.. porque el señor está muy mayor y tiene mucha monilia.

Y es mucho el trabajo para luchar contra la monilia?

Exactamente. Hay que estar dedicado.. la monilia, al menos yo la corto solo en la mañana. De 6 a 9, no más porque si usted la corte y el polvito se va donde contamina más. Uno lo corta, separa muchas hojas y lo tapa o lo entierra.

Y hay ciertos tipos de cacao que son más susceptibles?

Sí, hay unos que son más fuertes que otros. Hay otros que usted ve un montón y cuando va a cortar están malos. Hay otros que usted ve y hay talvez una o dos monilia y el resto todo está bueno.

Y para alguien que produce cacao hoy en día, qué son los retos más grandes?

Como estar aquí, tiene que tener ganas de trabajar. Si usted no tiene ganas de trabajar en una finca, mejor no se meta a producir cacao. Porque se necesita muuucho tiempo, muuucho amor para estar haciendo su abono orgánico, estar podándolo, limpiándolo, que no tenga mucha sombra, quitando monilia, enterrando. Si usted no tiene esas ganas mejor no se meta a producir cacao.

Hay mucha gente joven de esta zona que están metidos en el cacao?

La mayoria aquí trabaja en la bananera, la mayoría de la gente trabaja en la bananera por aquí en esta zona. Tiene bastante terrenos pero no lo quieren trabajar. No tienen, pués, la plata como para comenzar a trabajarlo o comprar el cacao híbrido y comenzar a sembrar.

  Bananeras en la distancia. Foto por Katie Beck.

Bananeras en la distancia. Foto por Katie Beck.

Por qué escogiste trabajar con cacao?

Diay, porque, bueno, siempre nos ha gustado. Y como le digo a este señor Dan Radigan, él me enseñó todo lo que es repostería allá.. ellos tenían allá y yo aprendí. Y el me dijo, mire, a usted le gusta trabajar TANTO, por qué no empezamos a.. con el cacao. Y ahí fue donde empezamos. Él se fue y yo comencé dándole y comenzamos a trabajar en el cacao.. de nuevo. Pero sí, sabía el cacao ya bastante porque la familia toda tenía cacao.

Y conoces mucha gente que son.. así que tienen familia que antes trabajaba con cacao porque antes la mayoría de la gente trabajaba con cacao, no?

Sí, pero la mayoría de aquí ahora ya no están. Son gente muy mayor y están allá en Limón.. que la familia los cuida, nada más, porque están.. pero saben mucho de cacao. Pero yo tengo un señor que es nicaragüense que.. yo siempre voy donde.. trato ir donde él. Sabe mucho de cacao. Se llama Don Kayasso. Casi todas esas fincas que están allá son de ese señor. Y él vive, usted llega a donde están todas las bombas de gasolina, todo eso era de él. Èl vendía esa parte que todo es así. Usted pregunta por Don Kayasso y le dicen ese señor nicaragüense sabe mucho de cacao.

Y tú aprendiste de sus padres?

Yo aprendí de mis papas y yo a cambio soy necio para andar traveseando y haciendo cosas.

Yo, si veo algo y yo lo tengo en la mente, yo vengo de mi trabajo y yo siempre vengo a trabajar y digo.. hoy voy a hacer esto, hoy voy a inventar esto, y yo hago muchas cosas inventadas. Digamos, ahorita yo hice.. con los vecinos.. de la cáscara de cacao, lo procesamos y lo molemos y después lo colo como café.

Piensas qué es importante continuar con la tradición de cacao aquí en la zona, y por qué?

Ay, la gente viviría bien si siguen con la tradición. Sí, porque ya no tendrían que levantarse a las 3.. la gente de la bananera entran de noche y salen de noche.. entran a las 3 y resto de la mañana y salen a las 6 y resto de la noche. Entonces para ganarse 900 o tal vez 1000 colones la hora.Y si ellos vuelven a hacer esto todo en cacao y todos comenzamos a producir.. porque la plata se ve así produciendo uno mismo, haciendo las cosas uno mismo. No vendiéndolo en granos. Yo le vendo al gringo porque tiene su maquinaría de todo. Pero si yo tuviera maquinaría, yo produzco.. yo hago mucho más dinero. Porque uno procesa y así.

Y en los tiempos de antes vivieron bien del cacao?

Vivíamos super bien, uff, no lo trabajamos nosotros, no lo trabajamos a nadie. Trabajamos solo a mi papa y a mi mama. Todo esto que está para allá, estos potreros, es de nosotros. Y tenían más pero han vendido y por allá hay más fincas.

Y qué tipo de efecto piensas que este cambio de trabajar para otro.. que otra persona gana sus esfuerzos... cómo piensas que está cambiando la gente, la perspectiva?

Bueno, la juventud de ahora.. es duro, es difícil. La juventud de ahora no quiere trabajar. Yo tengo una hija que es la única que tengo, es psicóloga ya y yo le digo mami, venga ayuda a su papá y me hace cualquier cosita porque después de esto, esto le queda a usted.

Le interesan otras cosas? La juventud?

La juventud le interesa así otras cosas.. andar en las playas, fumando marihuana, el teléfono..

Nos puede compatir una memoria de su niñez?

Sabes que, lo que me gustaba antes de mi niñez ..ir a la escuela. Venir y amarrarme esas cosas con un montón de piedras y ir a cazar ardillas y pájaros.

De verdad?

Eso es lo que me fascinaba antes.. de mi niñez.

Y qué le hace falta más.. de como era antes?

Qué me hace falta.. Bueno, como comparando cuando llega diciembre. Que usted iba a cualquier casa y usted consumía, el vecino venía donde usted, usted va donde el otro, todo se compartía. Ahora no hay nada de esto.

Esta tradición se perdió.

Y qué es un cambio positivo que has visto?

Positivo.. no le veo nada el cambio positivo. Me quedaría, si usted me dijera a mí, que si yo me muero y me vuelvo a nacer, pediría todo lo antiguo. Pediría todo lo que pasó hace años atrás. Es una vida mejor aunque sea que no tenía mucha plata pero usted no se moría de hambre.

Usted, si quería comer mandarina, se iba donde el vecino, si el vecino quería yuplon, si usted quería fruta de mono, si usted quería.. todo se compartía antes. Y antes usted, a nosotros nos decían, bueno, vamos a hacer un rondón de pescado. Nosotros agarramos el bote y nos íbamos a la laguna y en una hora estábamos con pescado. Ahora usted va una hora.. y viene solo el bote vacío. Usted no ve ni un solo pescado.

Aquí qué significa ‘hogar’?

Diay, para mí esto, sí. Estar aquí libre. Yo paso siempre trabajando. A mí me gusta mucho trabajar. Yo casí no descanso. Yo digo la verdad. Siempre ando piqueteando algo. Ando piqueteando algo y por eso yo creo que no consigo mujer porque la mujer dice que yo no paro en la casa. Yo estoy metido en la finca. Yo tengo 20 y resto años de vivir solo. Yo tenía una esposa. Se terminó hace añales. Y de ahí yo vivo solo.

Y qué es su lugar favorito en el Caribe Sur?

Caribe Sur.. cuál es la parte del Caribe Sur?

Toda esta zona.

Bueno, me gusta toda esta zona. Me gusta toda la zona.

No tiene un lugar favorito o preferido?

Para estar tranquilo yo prefiero estar aquí.

En la finca?

Aquí. Yo le cuido la finca al gringo también allá en Hone Creek. Por San Andres arriba. Cuando voy ahí yo trabajo con esa finca también. Pero aquí yo me siento..Hogar, dulce hogar.

Y hay algo qué está pasando en esta zona que te da preocupación y por qué?

Es lo mismo. La juventud. Nadie quiere trabajar. Viera, yo a veces quiero alguien que.. yo quisiera.. yo no tengo dinero. Yo me la juego con lo que yo gano acá y con lo que vendo. Y yo trato de ayudarle a la misma gente aquí mismo.

Y viera, yo le puedo decir ahorita tenía que venir uno en la mañana. Y no llega. Es duro conseguir alguien que trabaja aquí. Quieren dinero pero no quieren trabajar.

Y descríbame un futuro ideal para esta zona.

Sí, porque si la juventud no quiere trabajar.. qué futuro se puede ver ahí?

Pero si puedes imaginar otra realidad.. cómo sería?

Me gustaría que todos volvieran a recuperar sus terrenos y volvieran a sembrar el cacao. Porque ese montón de aquí mismo.. vea esa bananera, ellos venden, según ellos, orgánico. Y ahí no hay nada orgánico. Pasa la avioneta fumigando.. las bolsas plásticas? Fumigando el suelo? Yo no fumigo nada acá. Yo hago, trato de hacer todo lo acá porque el señor me exige allá y conocí este mexicano que estuvo aquí ayer y es muy sencillito pero a él le gusta también que uno no le anden engañando a la gente. Que los finqueros y ellos.. también pagarles bien a los finqueros y tampoco que les anden engañando a los que están comprando el producto afuera. Porque qué tal, yo le digo, ay, yo estoy vendiendo orgánico y cuando usted está, yo me estoy riendo porque le estoy vendiendo algo que está echando de químico.

Y si puedes mandar un mensaje al resto del mundo sobre este lugar, qué sería su mensaje?

Qué te puedo decir.. Yo trato de tener.. usted puede ver, yo vivo en monte y usted no ve basura por todo lado. Trato de guardar plástico, lo que es plástico, lo que es reciclaje, igual las cosas de cigarros. Todo el mundo aquí abajo podría hacer lo mismo que estoy haciendo yo. Yo creo que viviríamos bien. Pero vieras que yo tengo gente aquí de afuera.. ellos me decían, mira este pobre negro gastando lo poquito que se gana, creyendo que el va a poder meter un gringo aquí. Decían, pobre diablo, hasta se limita comer. Y vieras cuantos han venido aquí, se han quedado callado? Así en este monte, así como ?? Y no cobrándoles, unos vienen voluntariamente aquí, ni los conozco, y cuando van, dejan plata ahí, los invitamos a todo lo que podemos, les enseñamos todo lo que podemos. Y es lo mismo. A mí me gustaría traer cualquier cantidad de gente. Y pido un montón de dinero como ese montón de lugares. Pido 2000, 2500.. y eso yo lo vuelvo invertir aquí pa’ ir mejorando. No pa’ echármelo en la bolsa. Y como yo les digo a los vecinos que trabajan conmigo. La gente que viene y queda propina aquí, ellos me lo estaban dando a mí y yo les digo no, la propina es suya. Pero solo compraron productos, nada más. No, la propina es de el que está trabajando ahí. No para mí. Pero son 20 dólares. Déjenselos. Y ellos le ponen más amor. Pero si yo les fuera quitando esos 20 dólares y solo todo para mí. Qué van a trabajar con amor para mí. No. Y yo les digo. Si hay una mazorca que está mala.. no la metan, no la sirvan, sácala y hacemos abono pero no vendamos nada malo, nada malo.

Si puedes dar un consejo para las generaciones que vienen a este lugar en el futuro, qué diría?

Que hagan lo mismo que hago yo. Trabajar con mucho amor.

Qué hace la vida buena?

Para mí, yo no puedo estar así, pasar como medio día en una hamaca acostado. Me duele mi espalda, me duele mi cabeza, me duele todo y yo tengo que estar haciendo algo.

Tengo que estar haciendo algo. Acción. Y eso es el motor que impulsa a inventar cosas.

Un montón de productos que tenemos son inventados. Y no quise seguir más porque dije no, entonces yo hago el montón de acá.

Y yo le mando un montón de cosas a este mexicano que vino ayer y quería conocer. Me decía, Daniel, yo quiero conocerte personalmente. Le digo, pero no estoy en la finca. Me dice, no importa. Alísteme cierta cantidad de cosas y yo me la llevo. Y el vino. Y más bien él me enseñó unas cosas que yo, yo lo había pensado, pero no pensaba que se podría comer. Y él es un chef también. Y él trabaja en cuestion de cacao. Y él me enseñó algo ayer y me dice, Daniel, usted puede hacer esos procesos.

Todos los días uno aprende algo. Y yo, yo escucho consejo de cualquiera, joven o viejo, o lo que sea.

Junto con los vecinos inventamos algo con el zacate de Limón. Lo hicimos como un tipo de concentrado, bien concentrado. Solo con zacate de Limón. Y con azúcar y después, cuando tienes mucha gripe, mucha tos, dos cucharadas, pum pum, te la tomas y al rato estás curado.

 Daniel South trabajando en su finca. San Andres, Talamanca, Limón, Costa Rica. Foto por Katie Beck.

Daniel South trabajando en su finca. San Andres, Talamanca, Limón, Costa Rica. Foto por Katie Beck.

Piensas que están perdiendo este tipo de tradición de curarse a si mismo con la naturaleza o todavía está?

Sí, la juventud ahora, usted le habla de un fruta de pan, de un castaña que usted puede hacer atoles, que usted puede hacer esto.. ellos no saben absolutamente nada. Ellos ven, nada más, y quieren voltearla más bien. Y si supiera que esto es super mejor, el mejor alimento que ahora.. yo no sé, yo no sé si yo me veo viejo pero yo estoy viejo a la par de ustedes.

Y mi mama nos acostumbró antes que en toda la semana no comíamos arroz. Solo los domingos. Comíamos verduras, quequisque, malanga, ñampí.

Y los domingos rice and beans?

Los domingos rice and beans con pollo y eso. Ella hacía enyucado de.. con yuca, hacía torta de banano, de todas esas cosas. Y si esas tradiciones, ojalá volvieran..

Si esas tradiciones vuelven usted tiene 100 años y usted no pareciera que tiene 100 años porque usted comienza a comer eso, usted permanece…

Entonces ahora comencé hace poquito a procesar esas cosas y a inventar y ahora estamos inventando un montón de cosas. Ellos están ganando y yo estoy ganando también.

Ahora.. yo hago castaña. Y lo hago en el brownie. Quiere decir, antes de usar nibs o antes de usar nueces, solo pedazitos de castaña.

Es que yo preparo y mando para afuera. Yo mando productos para Guanacaste. Ahora este mexicano y así va. Y le vendo a este muchacho en Cahuita, Fernando. Que tiene una cosa de, puras cosas de..

Orgánicos, puras medicinas.

Yo he visto fotos de Puerto Viejo de los días antes.. Es verdad que antes todos tenían secadores de cacao a la par de la casa?

Sí, es que antes había tanto cacaoYo le digo antes nosotros, antes, imagínese, tan malos que éramos nosotros que cuando eran carnavales en ese entonces y le decíamos a mi papa.. “papi, vamos a Limón.” Pero no tenemos plata. Aaaay, no sé que van a hacer. Entonces como no nos daba plata, nos metíamos en la finca y robamos y salíamos con carretillo a vender. Y él se daba cuenta porque eran tan vivos que ellos llegaban y veían los mazorcas.

…Y vamos a la ciudad pa’ irnos, jale a los carnavales. Pero había tanto cacao. Es como usted dijo. Nosotros lo que hacíamos, manteníamos la finca limpia. Después un día entero pasamos los tres, porque éramos tres hermanos.. éramos cuatro pero uno no vivía aquí y pasamos solo guiando ? Y los otros días solo juntando pero unos peñones de cacao que no jodas.

La familia en sí.. era unida.

Ahora vea la juventud o los chiquitos ahora, antes, vea, a mi edad, antes de que muriera mi mama, yo le contestaba mal, me daba un solo, y ya no hacía nada. Pero ahora un chiquito así usted le quiere pegar y llaman la policía, llaman la policía.

Y me decían también que antes como la comunidad era como familia tambíen.

Sí.

Entonces castigaron los niños cuando hicieron algo mal, si no era su niño, de otro, porque todos toman esta responsabilidad de criar.

Ahora no.

Y dónde fuiste a la escuela?

Aquí mismo, en el pueblo. Aquí mismo.

Hablaron inglés o español?

Español.

Y sus padres que hablaban?

Ellos hablaban español pero no muy bien.. inglés sí. Porque ellos iban a una escuela en inglés.

Y en las casas qué hablaron ustedes?

Inglés y español.

Entonces tú hablas los dos? Pero aprendiste español en la escuela? Español de la escuela y inglés de sus padres.

Sí, exactamente. Una tradición que traen los negros de una vez. Es una tradición.

Cuándo pasó la monilia se fue mucha gente de estas tierras?

Uuuf, montónes.

Y adónde fueron?

Para ciudades, para todo lado.

Unos regresaron?

Como yo. Yo regresé. Yo regresé y yo no cambio aquí por la ciudad.


Gracias a todos involucrados en la realización de esta historia.

Vea más en www.therichcoastproject.org